ADULTOS

 

Desde una perspectiva  centrada en la sanación de actitudes, gestión de emociones (inteligencia emocional) y el cambio de dirección de los pensamientos a través de su estudio, abordamos dificultades como alteraciones del estado de ánimo (depresión), ansiedad, estrés, insomnio, autoestima, problemas de alimentación, obsesiones, adicciones (tabaquismo, alcoholismo, sexo, compra compulsiva, juego…), como un aprendizaje no una psicopatología; así como todo proceso de crecimiento personal: “Conócete, acéptate, supérate”

 

INFANTIL

 

Desde la infancia hasta completar nuestro desarrollo van surgiendo dificultades que pueden llegar a provocar ansiedad, tristeza, cambio de hábitos o nuevas conductas que son importantes superar para el buen funcionamiento psicológico.

Orientación escolar: A lo largo del curso van surgiendo problemas como dislexia o falta de estudio y es necesario solucionarlo con un tratamiento o con técnicas.
Hiperactividad y falta de atención: Provoca diversos problemas, en el colegio el rendimiento suele ser bajo y en el ámbito familiar aparecen numerosas discusiones y falta de control de la situación. Es importante implantar técnicas de estudio y  nuevos hábitos en la vida diaria para alcanzar un funcionamiento normalizado.
Adicciones en la adolescencia: Cada vez más jóvenes están relacionados con el consumo de alcohol o drogas. Se debe buscar la causa del inicio, reorganizar el núcleo familiar e informar de los efectos secundarios y de otras alternativas.
Falta de control de esfínteres: Cuando ocurre de forma inesperada y contínua es importante conocer la causa del problema y reeducarle para conseguir de forma definitiva el control de esfínteres.
Trastornos del sueño y de la alimentación: Hay numerosas causas que lo provocan, es importante  analizarlo y restablecer la normalidad diaria tanto del niño como de la familia.
Problemas de conducta, familiares, relacionales y escolares: Durante el desarrollo de nuestra personalidad, van surgiendo problemas  que si no se solucionan acaban produciendo un malestar interno en la persona  que terminan por reflejarse en el día a día familiar, desequilibrando el sistema educacional y emocional.

Terapia familiar: En algunos casos para el buen funcionamiento de las nuevas pautas es importante no solo la terapia individual sino también  con la familia al completo

Terapia grupal: Compartir un problema con padres en la misma situación sirve tanto de aprendizaje como de refuerzo a la hora de afrontar distintas situaciones..

 

REEDUCACIÓN NUTRICIONAL

 

En el asesoramiento nutricional se analizan los hábitos alimentarios realizando una completa historia clínica y dietética y un estudio antropométrico completo a partir del cual se establecen unos objetivos realistas.
Se elabora un plan de alimentación totalmente personalizado, insistiendo en la modificación de los hábitos incorrectos a través de la educación alimentaria.
El asesoramiento va dirigido a:

  • Personas con sobrepeso (elaboración de dietas de adelgazamiento)
  • Personas sanas que quieran mejorar o cambiar su alimentación
  • Deportistas
  • Personas en situaciones especiales
    • Embarazo, lactancia, infancia, tercera edad
    • Dietas terapéuticas (colesterol, triglicéridos, ácido úrico, hipertensión arterial, diabetes, estreñimiento)